Casa Alejo Zuloaga San Joaquín

La Casa Alejo Zuloaga, es representante fiel de la arquitectura colonial, ubicada en la población carabobeña de San Joaquín. Fue construida a finales del siglo XVIII. En ella funcionó una pulpería, la escuela de la zona, la prefectura y el telégrafo. En este lugar nació el ilustre venezolano Alejo Zuloaga Egusquiza, abogado, educador, rector-fundador de la Universidad de Carabobo. Fue  rector de la Universidad Central de Venezuela entre 1910 y 1911. La relación de estos espacios con la historia de la comunidad es muy estrecha.  ¡Las primeras panelas de San Joaquín se prepararon en su cocina!

Alejo Zuloaga Egusquiza,-Senderos
Alejo Zuloaga Egusquiza,

Restauración Colonial

La casona fue sometida a una serie de restauraciones con el fin de rescatarla como tesoro turístico. Además, adaptarla para que funcionara como un recinto en el cual se diera cabida a todas las expresiones culturales. De igual manera se ofrecieran programas de capacitación para jóvenes en disciplinas técnicas y artesanales.

En 1987, la Fundación Polar adquiere estos inmuebles, impulsando así su restauración. Ocho años después, en 1995 abren sus puertas al público, es  visitada por personas interesadas por la cultural regional. Entre el 2007-2008, más de 36 mil personas asistieron a los eventos culturales realizados en La Casa Alejo Zuloaga. Cada año aumentan las visitas a este centro cultural.

Casa Cultural

La Casa Alejo Zuloaga es un centro cultural  diseñada para atender ciertas necesidades de la comunidad del municipio San Joaquín. Esto  ha resultado en una experiencia exitosa. Ha  permitido no sólo conocer y seguir la situación social, política, económica y cultural, regional y local. Sino también, desarrollar una programación consustanciada con los cambios actuales y la demanda comunitaria.

El objetivo del Centro de Capacitación y Promoción de la Artesanía, es contribuir con el fortalecimiento del sector. Además, de propiciar la incorporación de nuevas generaciones en el oficio y estimular el uso de tecnologías apropiadas. Se busca,  perfeccionar el diseño de objetos e incentivar la utilización racional de los recursos naturales. Todo esto, para una mejor elaboración de las piezas artesanales.

En ella, se realizan múltiples actividades, que los habitantes de la zona reconocen y a la vez se sienten orgullosos. Para la Fundación Empresas Polar, esto es  una prioridad  institucional, atendiendo a la comunidad en  educación y difusión cultural.

Tambores Casa Alejo Zuloaga-Senderos
Tambores Casa Alejo Zuloaga

Para jóvenes y adultos

En este recinto, se ofrecen  actividades, entre ellos,  cursos y talleres a niños, jóvenes y adultos durante todo el año. Esto se logra, gracias a las alianzas permanente entre escuelas y liceos del entorno.

Los muchachos y adultos de la localidad visitan esta casa, considerada complemento fundamental en su formación. Son generaciones que han ido aprendiendo en torno a las  propuestas culturales. Además, en los espacios se brindan múltiples opciones para la familia como: domingos infantiles, planes vacacionales, talleres vacacionales, exposiciones. Allí coexisten un antes y un después de la casa Alejo Zuloaga.

Te puede interesar: Panelitas de Carabobo

Las personas que realizan los cursos aprenden la elaboración de artículos de cuero, pirograbados en gamuza, piñatas, bordados, pasteles, trabajos en papel maché; igualmente reciben capacitación en envasado y conservación de alimentos, además de talleres de computación.

El programa narrativo basado en la expresión patrimonial y artesanal venezolana, asertivamente atiende a un sector de la creatividad nacional. Esto cobra fuerza en un país cuya realidad requiere desarrollar, crear y multiplicar nuevas formas alternas de expresión y trabajo. En ese sentido el estímulo y valorización del trabajo artesanal, permite contribuir a recuperar memorias, destrezas, habilidades y categorizar objetos. Así mismo, se preserva una parte importante del haber cultural.

Ayuda a los estudiantes

Por otra parte, las necesidades de la educación venezolana en general y muy particularmente la de San Joaquín. Motivando, la participación  de la Casa Alejo Zuloaga en ayudar a los estudiantes en su desarrollo psicomotor y psicosocial.

El arte en la Casa Alejo Zuloaga-senderos
El arte en la Casa Alejo Zuloaga

Los cursos de formación técnica han permitido atender un importante número de jóvenes de escasos recursos. La mayoría de ellos son desertores del sistema educativo formal. Lo que se quiere, es facilitar  inserción al mercado laboral o habilitándoles para el desempeño de actividades autosugestionaras.

Puedes leer: Como Ser Un Buen Turista

Los talleres artesanales y vacacionales, dirigidos principalmente a una creciente población infantil y juvenil, les ha permitido desarrollar, en un ambiente adecuado, sus destrezas y habilidades psicomotoras, además de ofrecerles la oportunidad de compartir sus propias experiencias, un uso creativo a su tiempo libre y estrechar lazos con su comunidad.

El Programa de exposiciones realizado de manera sistemática en las salas de la institución o de manera itinerante, ha permitido mostrar diversas facetas del rico patrimonio cultural venezolano y de las inmensas posibilidades creativas de sus hacedores.

Cultura musical en la Casa Alejo Zuloaga-Senderos
Cultura musical en la Casa Alejo Zuloaga

La programación en general de la Casa Alejo Zuloaga, pretende sustentarse en basamentos sólidos que realmente nos permitan ser asertivos en la selección de los proyectos y cuya ejecución constituya una verdadera referencia en el ámbito cultural; por ello la rigurosa selección de la temática, así como de los curadores, diseñadores gráficos, fotógrafos, y museógrafos.

Programación Dominical

La programación dominical ha continuado satisfaciendo la necesidad sentida de la población infantil local y de las comunidades aledañas, lo cual se complementa con otra serie de espectáculos y actividades especiales dirigidas, igualmente a los niños y jóvenes vinculados con las instituciones educativas locales.

Para las instituciones oficiales así como para la sociedad civil organizada del municipio San Joaquín y zonas aledañas, la Casa Alejo Zuloaga, constituye un centro cultural prestigioso y referencia obligada, al cual se acude para solicitar tanto sus espacios, en carácter de préstamo, como el asesoramiento institucional para la realización de diversas actividades.

Un indicador de la importancia que ha adquirido la Casa Alejo Zuloaga como centro pluricultural, lo constituye el número de personas que la visitan. Esta gran iniciativa de La Fundación Polar se ha visto como el ejemplo a seguir en muchas regiones de Venezuela, donde existe talento artístico en todas sus expresiones y que sólo falta esa ayuda institucional para poder disfrutar de ese arte tan especial que sabemos crear los venezolanos.

Redacción e imágenes: Marisol Silva Bolívar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *