Choroní Sol Montaña y Mar

Choroní, es una localidad venezolana ubicada en una zona costeña en el extremo norte del municipio Girardot, estado Aragua, Venezuela. Está ubicada en las faldas de la cordillera de la Costa. Todo esto le añade los elementos naturales peculiares de la faja litoral del Parque Nacional Henri Pittier.

Geografía diversa venezolana

Conocer nuestra geografía debería ser una iniciativa que todos deberíamos asumir. Como ejemplo, les preguntamos ¿Quiénes conocen el poblado de Tara Tara en el estado Falcón. O la cascada Canaimita del río Neverí en Anzoátegui? Como estas zonas hay miles en todo el país,  para muchos venezolanos son regiones completamente desconocidas.

También te puede interesar: Chichiriviche, mar azul turquesa

Es extraño que cuando queremos conocer alguna zona en particular y ésta la has escuchado mencionar durante mucho tiempo y decides visitarla. Son pocas las personas que saben donde queda. Esto nos ocurrió cuando planificamos conocer a Choroní.

Carretera angosta

Carretera angosta-Senderos-
Carretera angosta

Choroní es una hermosa población enclavada dentro del Parque Nacional Henri Pittier. Entre costa y montañas, ubicada en el estado Aragua-Venezuela. Los visitantes a esta zona pueden disfrutar de las cálidas playas, el clima de montaña; además, de la calidez de su gente, la gastronomía nacional e internacional y el disfrute de sus bellos paisajes.

¿Cómo llegar a Choroní?

Para llegar a Choroní, desde Maracay, se toma la avenida las Delicias vía El Castaño, desde este punto se estrecha el camino que nos lleva a la costa atravesando el Parque Nacional Henri Pittier. Es un recorrido corto que nos permite percibir las innumerables bellezas y frescura de estas montañas.

Interesante: La Arepa venezolana

Es casi obligado hacer un alto en el camino para disfrutar del clima, la belleza de la flora y la fauna; dejar volar nuestros pensamientos y poder absorber lo mágico de la zona.

Parque Nacional Henri Pittier

Al llegar a la entrada del Parque Nacional Henri Pittier, en dirección a Choroní, tomaremos algunas previsiones, comenzaremos a subir, si no conocemos el camino tenemos que moderar la velocidad, ya que esta carretera es angosta y en algunos tramos sólo pasa un vehículo, hay curvas muy pronunciadas, esta vía difiere mucho de otro camino que nos lleva a Ocumare de La Costa, cuya carretera es más ancha y tiene toda la señalización de tránsito que la hace más segura.

Parque Henri Pittier- Senderos
Parque Henri Pittier

Vía angosta en deterioro

Lamentablemente, la vía hacia Choroní presenta fallas como la falta de mantenimiento de los bordes, la señalización de tránsito y últimamente los deslaves, sobre todo en época de lluvia, pero, esto no le quita las ganas a los visitantes la curiosidad de conocer estos paisajes de montañas, mar y playa

El Parque Nacional Henri Pittier es conocido por su enorme biodiversidad, sobre todo por la diversidad de aves. Con esto,  no nos debe extrañar encontrar turistas nacionales y extranjeros con sus binoculares o cámaras fotográficas observando a estos animales. Muchas de las aves vienen de otras latitudes y en su viaje se abrigan en estas mágicas montañas. A nivel internacional, está zona ha sido promocionada como uno de los lugares donde se observan la mayor variedad de este tipo de fauna.

Uraca

Antes de llegar a Choroní, nos encontramos con varias poblaciones que nos invitan a hacer un alto y disfrutar de la gastronomía, artesanía o conocer la historia de esta región. En esta oportunidad nos detendremos en Uraca, un caserío con posadas, restaurantes y ricos balnearios.

Planta hidroeléctrica…

En Uraca, están las instalaciones de una de las primeras plantas hidroeléctricas del país. Esta edificación data del año 1910, construida bajo la dictadura del General Juan Vicente Gómez. En la actualidad, es la sede de la Fundación Cultural Agua Fuerte, referencia cultural del estado Aragua. Los espacios interiores son una valiosa muestra de objetos artísticos, antigüedades y curiosidades. ¡Vale la pena conocerla!

Allí encontraran las señalizaciones del camino a seguir hasta la planta hidroeléctrica. Esta es una carretera angosta que está en buenas condiciones. Al final de la misma, bajaran por unas escalinatas de concreto y a los pocos minutos oirá el sonido de una cascada. La caída de agua es producida por la represa construida para la planta hidroeléctrica ¡Es toda una belleza!

Hermosa caída de agua

Cascada en Uraca-Senderos
Cascada en Uraca

Además, podrán refrescarse en las sabrosas aguas del río. Observaran la caída del agua saliendo por la compuerta de lo que fuera la planta hidroeléctrica. Acá nos podemos permitir viajar y retroceder en el tiempo e imaginarnos la faena de producción de electricidad, por la época en que esto ocurría, debió ser una experiencia fabulosa.

Museo Cadafe en Agua Fuerte

Donde se ubicaban los generadores de electricidad, hoy es un museo que lleva por nombre Cadafe en el Sector Agua Fuerte. El público puede observar parte de la historia de esta planta hidroeléctrica. Recordemos que toda esta zona era parte de una de las haciendas del General Juan Vicente Gómez. Por todo esto, no es extraño ver los implementos que se utilizaron para la producción de café, igualmente, en este sector está una fabrica de papelón.

Museo Cadafe en Agua Fuerte- Senderos
Museo Cadafe en Agua Fuerte

Santa Bárbara

Otras de las obras que los turistas pueden apreciar en estas montañas, es un Hotel que fue construido durante el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez. El mismo, lleva por nombre Santa Bárbara. Según cuentan los guías de la zona, en este albergue se alojaba lo mejor de la sociedad de la época, que disfrutaban de las maravillosas instalaciones enclavadas en estas montañas. Este Hotel contaban con excelentes habitaciones, además, de numerosas cabañas de lujo.

Fue un proyecto de gran envergadura

Los guías nos indicaron, que este hotel formaba parte de un proyecto que comenzaba en esta parte de Aragua. En el proyecto, la comunicación se realizaría a través de un teleférico que llegaría al hotel Santa Bárbara. Desde allí habría otro tramo para llegar hasta la Plaza Real en la población de Puerto Colombia.

El sueño del General, se desvaneció a raíz de su caída en 1958. Lamentablemente, la obra después fue desmantelada casi en su totalidad. Las cabañas fueron saqueadas, al igual que parte del mobiliario y obras internas del hotel. Hoy en día, los visitantes pueden observar los pisos de mármol y la sala de música donde las grandes orquestas tocaban.

Vía sólo para rústicos

Casas Coloniales Choroní-Senderos
Casas Coloniales Choroní

Para llegar al hotel Santa Bárbara, existe una vía por la que se puede acceder con carros rústicos. De ésta manera, más o menos en media hora. También pueden llegar a pie, de esta forma se tardarán un poco más.

Cuando visiten esta zona del Parque Henri Pittier, disfrute de la naturaleza, observe la flora en todo su esplendor, flores bellísimas y árboles inmensos. A esto le sumamos la magia de las aves que forman un espectáculo multicolor con variados sonidos que nos invitan a tratar de identificar.

Casas Coloniales

Al llegar a Choroní, nos dará la bienvenida la Madre María de San José. En la entrada del pueblo hay una representación con su figura, que nos obliga hacer un alto y permitirnos un momento de reflexión. Además, podemos llevarnos unas magnificas fotografías del lugar.

María de San José

Seguimos el viaje e inmediatamente nos sorprende la cantidad de casas coloniales muy bien preservadas. Esta casas tienen un colorido espectacular, algunas de las calles aún son de piedra y bastante angostas, prácticamente nos remontamos a épocas de antaño. Pasamos por un lado de la plaza Bolívar, justo al frente está la casa donde nació la Madre María de San José. Es  una visita obligada, ya que venir a Choroní y no conocerla sería como no haber realizado el viaje completo.

Madre María de San José- Senderos
Madre María de San José

Gran cantidad de Posadas

En esta población podrán encontrar muchas posadas, unas lujosas y costosas, otras, son algo más modestas, todo es cuestión de gusto y posibilidad económica. Igual ocurre con los restaurantes y la artesanía ¡Eso si, las bellezas y el disfrute es de todos! En Choroní, el visitante puede degustar tanto la rica cocina nacional como internacional. Además, obtener los más bellos recuerdos en artesanías, fotografías y postales.

A la orilla del mar…!

Si de mar se trata, a tan sólo a diez minutos de Choroní está Puerto Colombia, donde el turista se recreará la vista con la arquitectura colonial que prevalece en este pueblo, al final está el malecón donde puede observar la inmensidad del mar y sentir la suave brisa marina, por la noche retumban los tambores y todo es diversión, hasta que el cuerpo aguante.                                                              DSCF9564

Playa Grande

"<yoastmark

Es la principal atracción para los visitantes, sobre todo para los adoradores del Sol que buscan un magnífico bronceado, para las personas que deseen pernoctar a la orilla del mar, tienen que obtener el respectivo permiso.

Esta playa cubre casi un kilómetro de extensión con arena blanca y todo esto rodeado de gran cantidad de cocoteros, por su fuerte oleaje es ideal para la práctica de surf.

Puerto Colombia

Desde Puerto Colombia, pueden conocer otras poblaciones hermosas, llegar a estas se hace a través de lanchas que nos pueden dejar en Cepe o Chuao, a ellas sólo se llega por vía marítima, al llegar tendrán la oportunidad de disfrutar de blancas arenas, cálidas aguas y si desea pernotar hay buenas posadas.

Chuao

La gente de Chuao, vive de la intensa actividad turística, además. Logran otros ingresos por la producción del cacao, este fruto llena de orgullo a sus productores. El cacao está considerado como uno de los mejores del mundo. Por otro lado, el cacao de Chuao, tiene la Clasificación Orgánica Internacional.

Choroní, para soñar!

Es bueno señalar que las personas que visitan estas regiones, pueden gozar de todos los servicios como restaurantes, posadas, vigilancia policial. Lo que más destaca es la gentileza de las personas que allí habitan. Sólo nos queda indicarles que, cuidemos todas estas bellezas, hay que preservarlas para las generaciones futuras. Así que ¡A disfrutar!

Fotos: Orlando Barreno.

Redacción: Marisol Silva Bolívar

José Luis Camacho Contreras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *